InicioNoticiasEficiencia energéticaSubvenciones para eficiencia energética en el Alumbrado Público

Termografia

La Termografía infrarroja es una técnica que nos permite obtener imágenes térmicas para conocer la temperatura de una superficie con precisión y sin tener ningún contacto con ella. Esta tecnología se constituye en un método muy eficaz para la inspección y detección de problemas en edificios e instalaciones.

Los análisis mediante termografía tienen numerosas aplicaciones:


Termografia Edificio
Edificación: la termografía se utiliza en el diagnóstico de edificios para la detección de puentes térmicos, descubrir problemas de aislamiento, infiltraciones y cuantificar las pérdidas energéticas. Esta técnica es una herramienta fundamental de cara a facilitar la toma de decisiones sobre las medidas de eficiencia energética realizar.

 

Termografia ElectricaSistemas eléctricos: en instalaciones eléctricas es común el uso de la termografía para la detección de malas conexiones, sobrecalentamientos, descompensación de fases o problemas de aislamiento. Se usa principalmente para realizar un mantenimiento preventivo que permita evitar averías que puedan provocar incendios o interrupción del servicio.

 

Termografía suelo motoresSistemas mecánicos: mediante la creación de un plan de mantenimiento se pueden detectar problemas mecánicos que afecten al funcionamiento de motores, bombas, compresores, etc. Un funcionamiento anómalo genera defectos problemas de fricción y desgastes que se manifiestan con aumentos de temperatura en la carcasa del equipo.

  

Termografia suelo radianteInstalaciones térmicas: en instalaciones de calefacción y agua caliente sanitaria es una herramienta fundamental para la detección de un mal aislamiento, revisión de conductos de refrigeración, detección de fugas en circuitos de agua caliente y tuberías de calefacción, estudios de hornos y calderas...

  

Termografia panel fotovoltaicoFotovoltáica y eólica: el análisis de los puntos calientes en las placas fotovoltaicas nos muestra posibles problemas de funcionamiento en celdas defectuosas facilitando el control y mantenimiento de las instalaciones, repercutiendo positivamente en el rendimiento de las mismas.

La termografía es una herramienta de diagnóstico, que nos permite encontrar y corregir un problema, ahorrando grandes costos asociados con paros en la producción, pérdidas energéticas, averías, incendios, etc. Es por ello que Mirafutura dispone de la última tecnología para ayudar a sus clientes ante unas necesidades específicas.

Contacta con nosotros para más información.